El acero es la clase de material en el que es posible confiar la resistencia, durabilidad y fuerza de toda clase de estructuras. Es gracias a sus numerosas ventajas que muchas industrias lo utilizan en sus fabricaciones.

A continuación, compartimos algunas de las ventajas del acero que lo hacen la mejor opción.

- Resistencia.
El acero presenta una alta resistencia por unidad de peso, lo que deja como resultado que el peso total de las estructuras no sea muy alto.

- Durabilidad.
En tanto se le den los cuidados adecuados, el acero dura indefinidamente.

- Ductilidad.
Esta es una de las ventajas del acero que más se busca en las grandes industrias. Significa que puede soportar grandes deformaciones sin presentar fallas cuando se somete a altos esfuerzos de tensión.

- Reutilizables
. Si se desmonta la estructura en que fue montado inicialmente, el acero puede ser reutilizado.

- Montaje simple.
Utilizar estructuras de acero implica importantes facilidades en su montaje.

- Prefabricación.
El acero ofrece la posibilidad de que los miembros necesarios puedan ser prefabricados para después montar la estructura.

- Láminas.
El acero se puede laminar en una gran variedad de tamaños y formas, dependiendo del uso que se la vaya a dar.

Es así que las ventajas del acero lo colocan como un material por encima de la media, que ofrece grandes beneficios en su uso, montaje y proyección a futuro.