Las láminas galvanizadas son láminas de acero que en su proceso de fabricación pasan por proceso de inmersión en caliente que las cubre de zinc, ello con el objetivo de evitar la corrosión. Es a este proceso que se le conoce como galvanización, de ahí el nombre de lámina galvanizada.

A continuación, te presentamos las ventajas de la lámina galvanizada para que te convenzas de que es una excelente opción para una gran variedad de usos como la construcción de naves industriales, uso en bodegas, muros divisorios internos y mucho más.

  • Las láminas galvanizadas son mucho que más resistentes a la corrosión por exposición al agua u oxígeno.
  • Requieren de muy bajo mantenimiento.
  • Son muy versátiles, es posible usarlas en una gran cantidad de superficies.
  • Es posible encontrarlas en medidas preestablecidas que se pueden adaptar a tus necesidades o bien, también es posible mandarlas a fabricar.
  • Reduce costos en la construcción al ser un material económicamente accesible.
  • Gozan de una estética muy agradable pues poseen un color brillante que reluce con facilidad.
  • Es un material de fácil pintura por lo que podrás crear y diseñar espacios a como tu imaginación lo indique.

Es así que las ventajas de la lámina galvanizada la colocan como una excelente opción para tus proyectos. Si deseas realizar una cotización de este material, puedes ponerte en contacto con nosotros.