Una malla metálica es un artículo que se utiliza para proteger cualquier espacio, está fabricada con una capa de zinc o acero inoxidable para evitar la corrosión causada por el agua o el clima.

Se puede utilizar para garantizar la seguridad inmuebles, controlar los accesos o delimitar terrenos. Además, es ideal para realizar proyectos como la construcción de jaulas, trampas o gallineros.

4 tipos de mallas metálicas


Plancha de acero malla

Se utiliza para diseñar e instalar separaciones, divisiones, rejas y escaleras. También, se puede colocar como un elementos de decoración o bricolaje para mejorar la organización del espacio. Este modelo está fabricado con orificios en forma de diamante, por lo que es muy fácil de manejar o cortar.


Rejas de aluminio malla

Este modelo es ideal para darle un toque único a cualquier espacio, ya que se puede utilizar como revestimiento de paredes, pisos o muebles. Además, es perfecto para proyectos de diseño de interiores, construcción y manualidades.


Malla mosquitera de acero

Esta malla es perfecta para proteger tus instalaciones de los mosquitos y otros insectos que pueden entrar por las ventanas, balcones y puertas, sin perder la circulación de aire o visibilidad.


Malla de acero galvanizado hexagonal

También conocida como malla metálica de triple torsión es perfecta para la fabricación de criaderos, huertos o casas para mascotas. Es un material muy resistente a la intemperie y fácil de instalar.